¿Esta su casa dividida?

Piense como un campeon. Declare la mente de Cristo.